JCI Argentina

JCI Argentina

El mundo “verde” que viene

A pocas semanas de una nueva conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, que desde 1973 se celebra cada 5 de junio, y con un Acuerdo de París encaminado, es tiempo de propiciar que tanto en la Argentina como en el resto de las naciones empiece a entenderse la problemática del cambio climático en su real dimensión.

El citado Acuerdo de París, erigido como el primero de carácter universal y vinculante que establece metas y medidas concretas de mitigación y adaptación al cambio climático, nos invita a repensar nuestra matriz energética. Una matriz que -más allá de que existan saludables iniciativas orientadas a fortalecer el incipiente desarrollo de fuentes de energía renovables y menos contaminantes- sigue siendo demasiado dependiente del petróleo y el gas natural.

Es verdad que, al igual que en muchas otras partes del mundo, el predominio de los combustibles fósiles en el consumo energético local se da por descontado para las próximas décadas, debido sobre todo a la infraestructura instalada y a los volúmenes que maneja la industria hidrocarburífera, entre otras razones. Pero no menos cierto resulta que la progresiva incorporación de energías limpias será absolutamente necesaria para transitar sin más rodeos el camino del cuidado ambiental, entendido como uno de los principales retos del nuevo siglo.

Si de recursos naturales se trata, afortunadamente la Argentina tiene materia prima de sobra. Gracias a la fuerza de nuestros vientos patagónicos, a la intensidad de los rayos solares que recibe nuestras provincias norteñas y a la energía del tipo mareomotriz que en el futuro podría producirse en el Estrecho de Magallanes, por citar sólo tres ejemplos, está todo dado para convertirnos en una verdadera potencia mundial en el ámbito -cada vez más decisivo- de las energías renovables.

Llegó la hora de estar a la altura de estos enormes desafíos y de aprovechar las colosales oportunidades que nos brinda la naturaleza a lo largo y ancho de nuestro territorio. Pero eso sólo será posible, en definitiva, mediante el esfuerzo combinado del sector público y el privado, con la colaboración de todos los actores de la comunidad, la vigencia de un marco normativo claro y previsible, y el establecimiento de un ambiente económico y fiscal favorable a la realización de inversiones de desarrollo sostenible.

Desde Futuro Sustentable http://ift.tt/1WTGmUe Compartido por JCI Argentina

Ayúdanos compartiendo esta nota

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Copyright 2018 © All rights Reserved. JCI Argentina
Developer by Bisiesto
EnglishPortugueseSpanish